Post Detail

Cala Saona en Formentera: disfruta de la playa en este paraíso natural

Playa de Cala Saona

Cala Saona, ubicada en nuestra pintoresca isla de Formentera, es una joya costera que atrae a visitantes por sus encantos naturales y su ambiente relajado. Esta idílica cala se caracteriza por su arena fina y dorada, brindando a los bañistas una experiencia única al caminar descalzos por sus orillas. Con un tamaño moderado, Cala Saona ofrece un entorno íntimo y acogedor, perfecto para aquellos que buscan escapar de las multitudes y disfrutar de la serenidad del entorno.

La afluencia de personas varía a lo largo del año, siendo más concurrida durante la temporada alta, pero en general, mantiene un ambiente tranquilo. Es un destino seguro para familias con niños, ya que las aguas suelen ser calmadas, y se trata de una playa vigilada, con la presencia de socorristas. Aparte de la presencia de socorrista, hay que controlar siempre el color de las banderas, que avisan los bañistas de eventuales peligros. Las ordenanzas municipales prohíben el acceso de los animales de compañía por razones de seguridad e higiene.

En cuanto a servicios, Cala Saona cuenta con una variedad de comodidades para los visitantes, como restaurantes que ofrecen delicias locales (como paella y sangría, por hacer justo dos ejemplos de los más clásicos) y tiendas donde se pueden adquirir alimentos y bebidas. Los chiringuitos en Cala Saona, a lo largo de la playa, van creando el escenario perfecto para relajarse y disfrutar del entorno. Para quien quiera disfrutar de las bellezas naturales de la playa de Cala Saona al 100%, hay un hotel (que lleva el mismo nombre de la Cala) que no afecta para nada el maravilloso paisaje de la playa.

Las opciones de entretenimiento en la playa son diversas, desde la posibilidad de alquilar kayaks o unas motos de agua para explorar el mar cristalino hasta paddle surf, snorkeling o simplemente descansar en las tumbonas bajo el sol. Cala Saona ofrece una experiencia completa, donde la belleza natural se combina con la comodidad y las actividades recreativas para brindar a los visitantes momentos inolvidables de descanso y diversión.

¿Cómo llegar a Cala Saona?

Para llegar a esta playa idílica existen diversas opciones, ofreciendo a los visitantes la flexibilidad de elegir la experiencia que mejor se adapte a sus preferencias.

Aquellos que opten por la comodidad y autonomía del coche podrán disfrutar de un pintoresco viaje por carreteras que serpentean a través del paisaje isleño. El trayecto en coche permite explorar Formentera a su propio ritmo, con la posibilidad de hacer paradas en el camino para descubrir otros encantos de la isla, de rumbo a la playa de Cala Saona, joya de la costa occidental de la isla.

Para aquellos que buscan una experiencia más activa y en sintonía con la naturaleza, caminar o andar en bicicleta hasta Cala Saona es una opción encantadora. Los senderos bordeados de pinos y la brisa marina hacen que este viaje sea una experiencia memorable, permitiendo a los aventureros conectar más íntimamente con el entorno natural de Formentera.

Sin embargo, la opción más emocionante para llegar a Cala Saona es, sin duda, en barco. La costa de Formentera se revela en toda su gloria desde el mar, y muchos visitantes consideran que el viaje en barco es una parte integral de la experiencia. Además, desembarcar directamente en la playa proporciona una sensación única de acceso exclusivo a este rincón paradisíaco. Las vistas panorámicas y la posibilidad de descubrir calas y acantilados ocultos en el trayecto hacen del viaje en barco una opción inolvidable, por esta razón, en Isla Azul, os ponemos a disposición las mejores opciones de barcos para vivir esta experiencia única.

Dónde aparcar en Cala Saona

Para aparcar en Cala Saona hay dos opciones principales, al igual, aunque haya bastante espacio para dejar coches y/o motos, siempre es recomendable llegar temprano, especialmente durante la temporada alta, ya que el espacio puede ser limitado y las áreas gratuitas tienden a llenarse rápidamente.

Desde Sant Francesc Xavier, tomar la carretera PMV-820-1 hacia el sur, concretamente dirección Cap de Barbaria, el faro de Formentera más popular. A unos 2 kilómetros hay un desvío bien señalizado hacia Cala Saona.

Una vez tomado el desvío hay dos alternativas:

1. Seguir unos 2,7 kilómetros por la carretera hasta el Hotel Cala Saona y aparcar el coche en el parking o en el arcén.

2. Otra opción es seguir por la carretera y a 1,5 kilómetros, tomar el camino hacia Punta Rasa, una carretera de arena señalizada solo por una piedra pintada, en la que se puede leer «Punta Rasa», directo hacia una explanada en la cima de los acantilados de la cala donde se puede aparcar. Desde aquí solo hay que bajar unas escaleras para llegar a la zona de los barcos pesqueros de la cala.

Mejores restaurantes y chiringuitos en Cala Saona

A lo largo de la cala, se encuentran diversos chiringuitos y restaurantes que ofrecen una variedad de opciones culinarias. Ya que esta cala es siempre más conocida, mejor reservar antes de ir a comer, especialmente en temporada alta, para evitar contratiempos.

  • Chiringuito:

Ubicado estratégicamente en Cala Saona, el chiringuito local es un lugar perfecto para disfrutar de comidas ligeras y refrescantes cócteles con los pies en la arena. Con una atmósfera relajada y vistas impresionantes, en este chiringuito ofrecen especialidades mediterráneas, desde ensaladas frescas hasta pescado del día a la parrilla. Los precios son moderados, convirtiéndolo en una opción atractiva para aquellos que buscan una experiencia informal, frente al mar.

  • Restaurant Chacala:

Si se busca una experiencia gastronómica más completa, el Restaurant Chacala en Cala Saona puede ser una opción destacada. En este establecimiento se puede encontrar una cocina mediterránea tradicional, pero con un toque creativo. Los comensales pueden disfrutar de platos elaborados con ingredientes frescos y locales, desde mariscos exquisitos hasta opciones vegetarianas bien pensadas. Con un ambiente elegante y acogedor, el Restaurant Chacala ofrece una carta de vinos selecta para acompañar sus creaciones culinarias. Los precios reflejan la calidad de la experiencia gastronómica, siendo una elección ideal para quienes buscan una velada más sofisticada.

  • Restaurant Sol Post:

A pocos pasos de la orilla, el Restaurant Sol Post en Cala Saona destaca por su enfoque en la cocina local, ofreciendo platos tradicionales de la región con un giro contemporáneo. Con menús que resaltan la diversidad de sabores de Formentera, se puede disfrutar de opciones como arroces, pescados frescos y deliciosos postres caseros. El ambiente relajado y la terraza con vistas al mar hacen de este restaurante una elección encantadora. Los precios moderados, lo convierten en una opción accesible para quien desee explorar la auténtica cocina local sin comprometer la calidad.

Disfruta del atardecer en Cala Saona

Como hemos podido ver, Cala Saona es de verdad un rincón paradisíaco, pero aún más a la hora del atardecer, cuando alcanza su máximo esplendor.
Aquellos que buscan una experiencia única al caer la tarde encuentran en este lugar una verdadera joya oculta. Para vivir una experiencia inolvidable es recomendable recorrer el pintoresco Camino de Punta Rasa hasta llegar a la amplia explanada de los acantilados que se despliegan frente al Mediterráneo. Desde este punto estratégico se puede disfrutar, cada día, de un espectáculo siempre mágico y atractivo

Caminar por los senderos que serpentean entre la naturaleza virgen y llegar a la plataforma rocosa proporciona una sensación de conexión con la esencia misma de Formentera. Este ritual diario en Cala Saona se convierte en una experiencia inigualable, donde la serenidad del entorno se entrelaza con la poesía visual del sol cayendo lentamente en el Mediterráneo (como cantaba Serrat, “A tus atardeceres rojos / Se acostumbraron mis ojos / Como el recodo al camino”), haciendo de este lugar un enclave privilegiado para vivir uno de los atardeceres más sublimes de toda la región.

Alquiler de barcos para Cala Saona: Una Experiencia Íntima con el Mar

Explorar Cala Saona desde el mar es una experiencia que no tiene igual. Con el alquiler de barcos en Formentera, puedes sentir la brisa marina y el sol en tu rostro mientras te deslizas por las aguas turquesas de Formentera. Esta opción te ofrece una intimidad única con el mar, permitiéndote descubrir rincones secretos de la cala que muchos no llegan a ver. Imagina anclar cerca de la orilla, saltar al agua para un refrescante baño, o simplemente relajarte en cubierta mientras el mundo parece detenerse.

Para aquellos que no son expertos en navegación, no hay problema. Muchas empresas ofrecen barcos con patrón, asegurando una travesía segura y placentera. Esta es una oportunidad perfecta para aprender algunos secretos de navegación, o simplemente para dejarte llevar mientras el capitán te guía por las mejores vistas y rincones de Cala Saona. Desde familias en busca de una aventura segura hasta parejas anhelando un rincón romántico, el alquiler de un barco se adapta a todas las necesidades.

Y al final del día, cuando el sol comienza a esconderse, no hay mejor lugar para disfrutar de un atardecer en Formentera que desde tu propio barco. Mientras el cielo se tiñe de tonos naranjas y rosados, te encontrarás sumergido en un momento de pura magia, creando recuerdos que durarán toda una vida. Alquilar un barco para visitar Cala Saona no es solo un paseo, es una experiencia que te conecta de manera profunda y personal con la esencia del Mediterráneo.

También te puede interesar